Principales características de la hominización

Durante la larga etapa del Paleolítico Inferior se va a producir la lenta evolución desde los primeros homínidos al homo sapiens. En realidad los hominoides aparecen antes de la cronología registrada en el eje anterior. Pero aquellos primeros homínidos no desarrollaron una industria que les ayudara en la transformación de sus hábitats.

    Lo más significativo de la evolución que se produce se puede resumir en los siguientes puntos:

• Bipedismo                                                                                                                        

• Progresiva reducción de las caderas

• Cambio del punto de inserción de la columna a la cabeza

• Progresiva desaparición del prognatismo (aplanamiento de los rasgos faciales)

• Regresión del arco supraorbital

• Disminución de la esfericidad de las cuencas orbitales

• Desaparición de la cresta sagital

• Afinamiento y disminución de la mandíbula

• Disminución y acortamiento de los dientes

• Cambios en la bóveda y estructura dentaria

• Progresiva esfericidad craneana que coincide con su debilitamiento óseo

• Mayor capacidad cerebral

• Frente huidiza regresiva

• Pulgar oponible (efecto prensor y de precisión

• Acortamiento de los brazos                                                       

• Planta del pie pierde flexibilidad y se adapta al bipedismo     

• Progresiva pérdida de masa ósea (menor peso óseo)

• Mayor altura

• Dimorfismo sexual

• Desarrollo de la laringe (habla) y los huesos del oído

• Pérdida de vello corporal                        

[Total:2    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *